SanDisk Connect Wireless Stick: Mi primera Nube

Comparte esta Nota.
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Por: Renato Herrera Lagos, Director de Contenidos DevicePro Chile.Cuando me vinculé como Periodista a la tecnología, uno de los primeros conceptos que me llamó la atención fue el de “la Nube”. Inevitable pensé en un algodón de azúcar blanco con muchos binarios, letras, caras y datos. Obviamente es mucho más que eso.

Claro está que se trata de almacenar ahí nuestros archivos para acceder a ellos, desde cualquier dispositivo, con un grado de seguridad importante, y destinado casi siempre a la gran empresa que almacena gran cantidad de información.

Aspectos como una buena conexión a Internet es vital en la actual forma de trabajar. He escuchado que sin Internet ya no se puede hacer mucho. Ahí es cuando aparece lo que denominé “Mi Primera Nube” gracias a la marca @sandisk.

Exacto, “Mi Primera Nube”, personal, intransferible, y con la posibilidad de poder compartir archivos fácilmente. Una notable idea del dispositivo SanDisk Connect.

La firma, ampliamente reconocida a la hora de hablar de almacenamiento portátil, posee un interesante variopinto de opciones que van desde los siempre útiles discos duros hasta las exquisitas tarjetas microSD de alta velocidad, llegan a potenciar este mundo cada vez más inalámbrico.

La tendencia es dominante y la empresa SanDisk lo tiene claro, pues modificó un poco sus productos y mezcló el almacenamiento con la tecnología de la nube, en un dispositivo tan como y con tanto diseño que da hasta pena romperlo de su envase.

El ScanDisk Connect se parece a una USB tradicional. Lo cierto es que es mucho más que eso. Sin duda es mucho más a lo que estamos acostumbrados, ya que este dispositivo tiene una batería de WiFi integradab la que permite conectar a la computadora y transferir contenidos a la memoria inalámbricamente desde tu computadora o desde tu celular.

Se puede conectar a la computadora y funcionará como una verdadera USB convencional, potenciando el guardado de archivos, configurar de dos modos diferentes – por medio de una señal WiFi nueva o a través de una conexión a una red WiFi ya existente.

Hay que decir que la primera opción es un poco más incómoda de usar, pues tuvimos que cambiarnos de red WiFi en el celular y/o computadora para poder acceder a los archivos de la memoria utilizando la aplicación o el sitio web local; por el otro lado, configurar que el dispositivo se conecte a redes WiFi automáticamente es la opción más fácil y rápida para compartir archivos ya que simplemente abres la aplicación en tu smartphone y detectará al instante nuestro SanDisk Connect en la red.

Uno de los aspectos más significativos es su aplicación, la que permite configurar varias redes conocidas, así no importa si estás en la casa o en la oficina podrás tener tus archivos disponibles. Inclusive si tienes fotos y videos familiares este dispositivo puede transmitir directamente a un Chromecast para que todos puedan ver el contenido en el televisor.

Este proceso, favorece a la utilización cuando queremos compartir archivos entre dispositivos, por ejemplo, de nuestro smartphone al celular de un compañero de oficina, fotos de tu celular a la computadora, videos de tu computadora al teléfono, son muchas posibilidades que puedes tener con el SanDisk Connect.

Habitualmente este tipo de textos son reiterativos en un tema puntual: La batería. En este caso nuestro la batería de nuestro SanDisk Connect es duradera, necesitando solamente conectarla a un computador o cargador USB para recargar la batería.

El único problema es que, si quieres subir archivos al SanDisk Connect por medio de USB, la opción inalámbrica es deshabilitada, por lo que no podrás tener el dispositivo conectado a una computadora o a un cargador y hacer una transferencia inalámbrica al mismo tiempo.

Al inicio la configuración puede ser complicada, pero después de ese proceso es una experiencia muy rápida y sencilla.

En ambientes oficinistas en donde se comparten archivos constantemente es una herramienta que podría facilitar mucho el trabajo ya que se pueden conectar hasta tres dispositivos a la vez.

El SanDisk Connect Wireless Stick tiene capacidades de 32GB hasta los 200GB, esto ya varía entre los 24 y 200 dólares respectivamente. Es más caro que un USB convencional, pero esta nube personal, “Mi primera Nube”, me ha hecho ahorrar mucho tiempo valioso.

Deja un comentario