Reserva Cerro Paine rescata patrimonio histórico

Comparte esta Nota.
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Reserva Cerro Paine también estrenó nuevas rutas para bicicletas, esta vez habilitando un circuito especial para personas en situación de discapacidad motriz, con apoyo de guías y una silla especial, proporcionada por Wheel the World.

Punta Arenas, Chile, febrero de 2019.- Ubicada en el acceso oriente del Parque Nacional Torres del Paine, Reserva Cerro Paine estrena este verano rutas de escalada para niños, principiantes y expertos; en las inmediaciones de Cueva del Puma y Sector Tucúquere, rocas de tiempos ancestrales descubiertas en 1962 por los primeros escaladores de Torres del Paine. En el mes de abril, ambas rutas en la roca fueron reequipadas y habilitadas para ascensos con diversos niveles de dificultad y considerando la velocidad del viento y temperaturas extremas.

Reserva Cerro Paine recibe más 100.000 visitantes cada año, desde chilenos hasta extranjeros provenientes predominantemente de Estados Unidos, Europa, Australia y Reino Unido. Las nuevas rutas de escalada se han convertido en una atracción más para deportistas de excelencia, amateur y niños que se inician en esta disciplina. “Este año asumimos el desafío de habilitar estas reconocidas rutas de escalada e instalar nuevos anclajes y así implementar 5 nuevas rutas seguras de escalada, completando un total de 8, ampliando las posibilidades del turismo en Torres del Paine”, aseguró María José Marchant, Jefa del Centro de Excursiones de Reserva Cerro Paine.

La escalada Cueva del Puma cuenta con tres rutas dirigidas principalmente a expertos, debido a la pendiente en contra de la cueva, y con un gran potencial para seguir implementando nuevas vías de abordaje. Por su parte, la escalada Tucúquere, que debe su nombre a un búho magallánico característico de la zona, cuenta con rutas evolutivas en dificultad, ideales para el formato Escuela. La duración de la escalada es de 3,5 horas, recomendada para grupos de 1 a 4 personas, desde los 6 años.

Todas las alternativas incluyen la asistencia de un guía, desde Hotel Las Torres hasta ambas rocas, reconocimiento de las rutas “Cochambre”, “La de Pepe”, “Ni dry ni wet”, y “Escuelita”, con una altura promedio de 5 a 6 metros. Incluye equipo técnico de montaña y de primeros auxilios. Entre los requisitos, se sugiere: buen estado físico, mochila pequeña, protector solar, lentes de sol, ropa de abrigo liviana y calzado de trekking.

En la línea de la inclusión, Reserva Cerro Paine ya ha piloteado experiencias de turismo inclusivo para personas con discapacidad visual, cognitiva, auditiva y física.  En esta última, acompañó al deportista australiano paraolímpico Chris Alp, parapléjico desde los 12 años, en una travesía con una silla de ruedas adaptada para todo terreno, proporcionada por Wheel the World, hoy disponible para un circuito en bicicleta dentro de la Reserva.

Deja un comentario