Llega Citroën Monster Energy Rally Team a pelear la temporada 2019

Comparte esta Nota.
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Citroën une fuerzas por tercer año consecutivo con la poderosa escuadra de rally integrada por los pilotos Benjamín, Vicente y Samuel Israel.

Santiago de Chile, marzo de 2019.- Citroën reafirma su espíritu racing y su compromiso con la máxima competencia del motorsport nacional, asociándose nuevamente al equipo Citroën Monster Energy Rally Team. Un equipo que comenzó la temporada 2019 con una victoria. Benjamín y Vicente Israel anotaron en la primera fecha del campeonato Rally del Bio Bio el un-dos en la categoría R5.

Benjamín debutó con el Citroën C3 R5 recién llegado, logrando así la primera victoria de este modelo en Sudamérica. Modelo que ayer se presentó oficialmente junto con dar el vamos a la temporada 2019 con su exitoso team ya por tercer año consecutivo.

“El motorsport y la deportividad han sido pilares fundamentales sobre los que se ha construido nuestra marca desde sus inicios, y es una herencia de la cual estamos plenamente orgullosos. Por ello, para nosotros es sumamente importante estar presentes en la competencia de rally más importante de Chile, más aún respaldando a uno de los equipos más competitivos de las últimas temporadas”, indica Cristián Garcés, gerente comercial de Citroën Chile.

La gran novedad de esta temporada es el estreno del nuevo C3 R5 que debutó oficialmente en el Tour de Córcega de la WRC en abril de 2018.

La segunda generación de un auto perfecto

Tras la introducción del C3 WRC en 2017, para la segunda generación, Citroën hizo una revisión del diseño, produciendo un auto radicalmente diferente a su predecesor. Dirigido por Olivier Maroselli, un ingeniero experimentado reconocido por haber desarrollado varios autos de rally, el equipo involucrado en el proyecto comenzó desde cero, para estar seguro de tomar las mejores decisiones técnicas. Este enfoque también se guió por el hecho de que el estándar en la categoría era más alto que nunca, con varios fabricantes de alto perfil seriamente involucrados.

El principal desafío tuvo que ver con las regulaciones, que son mucho más restrictivas que en el WRC en lo que respecta a la homologación, a los competidores solo se les permiten cinco tokens de actualización en los primeros dos años (solo dos de los cuales están permitidos por razones de seguridad o confiabilidad) y luego cinco más en los próximos dos años. En otras palabras, la consigna era producir un automóvil confiable y rápido desde el principio. Después de la etapa de diseño tradicional en la oficina de ingeniería, en septiembre de 2017, fecha en la que se realizaron las primeras pruebas en carretera, el equipo del proyecto comenzó a probar el automóvil en la amplia gama de condiciones que hacen que el rally sea un deporte excelente pero también difícil.

Para evaluar su manejo con una amplia variedad de niveles de agarre y, por tanto, ajustar la configuración, la versión de asfalto del C3 R5, equipada con grandes neumáticos de dieciocho pulgadas, se puso a prueba en las exigentes carreteras de Córcega, así como en el este (Vosges) y sur (Tarn) de Francia continental. El auto también tuvo su primera salida en un entorno competitivo como uno de los modelos cero en el Rally du Var en noviembre de 2017. Una sesión de prueba a gran escala que resultó ser muy exitosa, tanto en términos de popularidad con los fanáticos como en los tiempos publicados por el auto.

Mientras tanto, se continuó trabajando en la versión destinada a ser utilizada en grava, la superficie más común en el WRC. Después de seis mil kilómetros de pruebas, Citroën Racing pudo presentar un producto logrado, cuyo desarrollo se ajusta a algunas superficies muy específicas.

Motor

Desarrollado internamente, el motor representó un enorme desafío para el equipo técnico de Citroën. “Nos fijamos objetivos muy ambiciosos”, explicó Olivier Maroselli, gerente del proyecto. “Objetivos que hemos alcanzado al trabajar en tres áreas principales. En primer lugar, la confiabilidad y la gestión del calor con todas las partes internas del motor, lo que demostró ser muy sofisticado. También prestamos especial atención a la culata del cilindro, para aumentar permeabilidad tanto como fuera posible en los conductos de admisión y escape. Otro aspecto importante en el desarrollo fue la electrónica del automóvil, con una ECU más avanzada que la que teníamos en el pasado. Por un lado, el propósito de esto era tener un sistema anti-retardo mucho más funcional y por lo tanto obtener una mejor respuesta del acelerador durante la aceleración. Todo esto significa que el motor es sin duda uno de los puntos fuertes del automóvil. En términos de poder, sin duda tiene una calificación más alta que sus rivales “.

Caja de Cambios

El C3 R5 está equipado -como su famosa hermana mayor, el WRC-, con una caja Sadev. Sin embargo, las similitudes terminan ahí, el modelo utilizado para el C3 R5 se ha diseñado especialmente para los requisitos específicos y las restricciones de la categoría. “Es realmente una cuestión de seguridad”, comentó Olivier Maroselli. “Aunque algunos de los componentes internos son familiares y, por lo tanto probados, pero optamos por diseñar nuestra propia arquitectura. Nuestro empaque es diferente tanto en el ancho como en la altura de las salidas de la caja de cambios. Esto se debe a que tiene una influencia directa en los ángulos de transmisión y en el recorrido máximo permitido. Por lo tanto, prestamos una atención muy especial a este punto”.

Chasis y Sistemas de Suspensión

El C3 R5 tiene dos geometrías de suspensión delantera diferentes dependiendo de si se está utilizando en asfalto o grava. “La idea es, en cada situación, optimizar ambas versiones del icónico modelo de Citroën, con el chasis y los sistemas de suspensión que cumplen con las restricciones específicas de la superficie en cuestión. Estábamos decididos a asegurarnos de que todas estas piezas tuvieran un peso mínimo. Esto implicaba el uso de amortiguadores Reiger. No solo son productos de aspecto muy fino, que ofrecen mucho espacio para maniobrar cuando se trata de definir la configuración adecuada, pero sus puntales de aluminio también nos ayudaron a mantener el peso bajo “, explicó Olivier Maroselli.

Facilidad de Mantenimiento

Siempre atentos a las inquietudes de sus clientes, Citroën Racing estaba igualmente decidido a garantizar las mejores condiciones de mantenimiento posibles para el C3 R5, al tiempo que presta especial atención en la durabilidad de las piezas seleccionadas. “Sí, esta fue claramente una de las áreas en las que trabajamos, sin comprometer el rendimiento”, admitió Olivier Maroselli. “La caja de cambios y la parte delantera, por ejemplo, se pueden quitar muy fácilmente. También hemos avanzado mucho en la carrocería, al invertir en tecnología de materiales múltiples para que haya componentes de goma en todas las partes inferiores de los parachoques. y en algunas áreas en las alas. Por lo tanto, son más resistentes al desgaste y la distorsión. Del mismo modo, cubrimos muchos kilómetros en pruebas en superficies de grava realmente rugosas, como en Fontjoncouse, y observamos una gran mejora en el envejecimiento del cuerpo y todo el bastidor auxiliar. El daño a las partes consumibles, como la placa de protección, se encuentra en un nivel realmente muy bueno y eso es sin duda una ventaja para los costos de funcionamiento “.

Ficha técnica del Citroën C3 R5

  • Motor: 1.6 Turbo con inyección directa.
  • Salida: 285 CV / 5.000 rpm.
  • Torque (aprox.): 420 Nm / 4.000 rpm.
  • Capacidad: 1.598 cc.
  • Restrictor de aire: Brida de 32 mm de diámetro.
  • Salida específica: 180 CV / litro.
  • Embrague: Tipo Twin-Disco Cerametallic.
  • Transmisión: Sadev secuencial de 5 velocidades, control manual. Tracción a las cuatro ruedas, diferencial mecánico delantero y trasero.
  • Chasis: cuerpo reforzado con jaula soldada. Carrocería de acero y fibra compuesta.
  • Frenos: Discos delanteros ventilados de 355 mm. (asfalto) o 300 mm. (grava) con pinzas Alcon de 4 pistones. Mismas especificaciones para eje trasero.
  • Suspensión: Tipo MacPherson. Amortiguadores Reiger.
  • Neumáticos: 8×18″ Michelin (asfalto), 7×15″ Michelin (grava).
  • Capacidad del depósito de combustible (aprox): 81 litros.
  • Medidas: 3996 mm. x 1829 mm. x – mm.
  • Distancia entre ejes: 2.567 mm.
  • Ancho de vía: 1.618 mm.
  • Peso: 1.230 kg / 1.390 kg con tripulación.

Los Pilotos 

Benjamín Israel (33 años) ha sido campeón nacional de supercross, motocross y enduro, fue finalista del Mundial de Motocross 2007 en Budds Creek, y campeón de la categoría N3 Light en su debut en el Rally Mobil en 2013. En la temporada 2017 ganó tres carreras (Pichilemu, Concepción y el Motorshow en Los Andes) y finalizó tercero en el ranking de pilotos, peleando el campeonato todo el año. En 2018 fue tercero en la carrera de Pichilemu en la categoría R5. “Estamos muy entusiasmados por encarar una nueva temporada de rally, la segunda que correremos en la categoría R5, particularmente con el debut del nuevo Citroën C3 R5, un auto que hemos podido probar a fondo en distintos tipos de caminos y que hemos exigido en competencia en el Rally de Santa Juana, obteniendo un triunfo”. “La gran respuesta que tiene el Citroën C3 R5 nos ilusiona a cumplir una gran tarea en el campeonato RallyMobil, intentar pelear por el título y, sin duda, apuntar a hacer una gran carrera en el Rally Chile, la fecha del WRC que se correrá en Concepción”.

Vicente Israel (33 años) fue campeón nacional en todas las categorías de motos del país (motocross, supercross, enduro y cross-country), obtuvo medalla de oro en los Six Days de enduro y fue finalista del Mundial de Motocross 2007 en Budds Creek. Fue campeón del RallyMobil 2016 en la categoría R3 Lite. En 2018 fue segundo en el campeonato en la categoría R3. “Esta temporada correré en el Citroën C3 R5, será mi debut en la máxima categoría, y lo haré con la tranquilidad de haber completado varios kilómetros de pruebas. Es un auto muy potente y agresivo, creo que tendremos una gran temporada en el RallyMobil y en el evento del WRC en Chile”.

Samuel Israel (27 años) es un ex motocrocista y ex piloto de karting. Fue campeón de la categoría N2 del Rally Mobil (2013) y subcampeón de la R2 en la temporada 2016. En 2017 debutó en la categoría R3 con un tercer lugar en Concepción y un magnífico triunfo en el Gran Premio de Valparaíso. “Cumplí un sueño durante 2018 al ganar el título de la categoría R3 del RallyMobil junto con mi navegante Nicolás García. Este año hemos doblado la apuesta y subiremos a la categoría R5 al mando de un C3 R5, con la intención de mantener el mismo estilo de trabajo que nos llevó al título: trabajar con dedicación y concentración para pelear entre los mejores”.

Deja un comentario