Incendios Forestales en Chile: ¿Cómo afectan a los agricultores?

Comparte esta Nota.
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Los incendios forestales en 2017 fueron catalogados como los más grandes en la historia de Chile. Arrasaron más de 600.000 hectáreas, destruyendo pueblos y llevándose los hogares y fuentes de trabajo de miles de damnificados.

Santiago de Chile, enero de 2019.- Nuestro país, cada verano sufre de feroces incendios forestales que convierten nuestra flora y fauna en cenizas, decretando “Emergencia agrícola” durante su duración. Estos eventos, afectan a todos los productores que se encuentran en la zona siniestrada y que dimensionan sus pérdidas una vez que finalizan estas catástrofes.

Pero ¿cómo les afecta esta tragedia a nuestros agricultores? Lamentablemente no todos los seguros agrícolas de rendimiento tienen incorporada la cobertura de incendios, pues la mayoría de estas pólizas son exclusivamente para las pérdidas causadas a cultivos y frutales por eventos climáticos nominados.

Algunas empresas proponen un seguro de incendio con liquidación satelital, con un monto pre acordado a pagar por el área asegurada, de manera que la evaluación de pérdida sea mucho más eficiente y rápida que a través de una liquidación tradicional.

Es un seguro, el primero de su tipo desarrollado en Chile, donde a través de satélites de código abierto de la NASA se miden las áreas quemadas las cuales se superponen con las áreas aseguradas, determinando la pérdida asegurada.

Por otra parte, también existe un seguro agrícola de incendio, conocido como Sementera, que protege los cultivos de trigo, avena, cebada, triticale, maíz, raps y lupino en los casos de incendios ordinarios, daños por aeronaves, incendio y daños a consecuencia directa de huelga, saqueo o desorden popular y daños por explosión.

Esta póliza debe contratarse aparte del seguro agrícola común para así estar cubierto en caso de incendios como la catástrofe nacional que vivimos hace unos años y comúnmente en la época de verano. Lo mismo ocurre con los frutales. Para asegurarlos es fundamental contratar de manera adicional los seguros contra incendio correspondiente y así proteger este tipo de producción.

En el caso de los Seguros Pecuarios (Bovino, Ovino y Apícola), éstos sí traen incorporada la cobertura de incendio, por lo que quedan protegidos estos animales e insectos (vacas, toros, ovejas y abejas).

Tanto la CONAF (Corporación Nacional Forestal) como otras entidades de distintos países, concuerdan que más del 60% de los incendios son causados por el hombre. Razón más que fundamental para educar a la humanidad en cuanto a este tema se refiere, y ser precavidos y prudentes con nuestra naturaleza y en especial con nuestro planeta.

La compañía certifica que, con seguros como éstos, se puede ahorrar el desastre posterior a una tragedia tan grande como lo es un incendio.

Deja un comentario