Archivos
DevicePro Chile 20 febrero, 2019
Comparte esta Nota.
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El cáncer es responsable de la muerte de 9.6 millones de personas cada año. Esta información, proviene de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC).

Santiago de Chile, febrero de 2019.- Este mes, se conmemora el Día Mundial del Cáncer, una iniciativa de la Unión Internacional para el Control del Cáncer, para luchar esta epidemia mundial que causa de muerte de más de 9 millones de personas al año, de acuerdo con la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC).

Respecto a Chile, la IARC pronosticó que 53.365 nuevos casos de cáncer en 2018, siendo el de próstata el más frecuentes, seguido por el de mamas, estómago y pulmón.

La buena noticia es que un tercio de todos ellos puede prevenirse si se toman decisiones más saludables con respecto al estilo de vida al evitar el cigarrillo, hacer ejercicios, mantener una dieta sana y un peso adecuado. Con estas iniciativas, las posibilidades de padecer enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El tabaquismo como causa de Cáncer

La iniciativa denominada Día Mundial del Cáncer o World Cancer Day, por su denominación en inglés, señala al tabaquismo como uno de los factores de riesgo que “está relacionado con el 71% de las muertes por cáncer de pulmón y causa al menos del 22% de todas las muertes por cáncer”

Sobre ello, el Dr. Peter Calverley, ex presidente de la British Thoracic Society y miembro del Comité Ejecutivo de las guías Gold para el tratamiento de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), indica que “el principal efecto del tabaco es producir una irritación dentro de las vías aéreas y dentro de los alveolos pulmonares. El principal mecanismo parece ser algo que se denomina estrés oxidativo. Esto, daña las membranas, produciendo inflamación y la combinación lleva a cambios estructurales en los pulmones”.

Un ejemplo es que el tabaquismo está directamente relacionado como la causa que genera la EPOC y, como regla general, “las personas que padecen EPOC tiene el doble de riesgo de desarrollar un cáncer pulmonar”, señala Calverley.

Sin embargo, el humo del tabaco no sólo afecta el pulmón ya que, como plantea el Dr. Felipe Rivera, especialista broncopulmonar de la U. de Chile y la Clínica Dávila, “prácticamente no hay órgano donde el cigarrillo no produzca algún tipo de daño: en el pulmón, ya sea en la forma de EPOC, bronquitis crónica, cáncer. Igualmente, en la lengua, boca, laringe, esófago, estómago, colon, páncreas y en la vejiga”.

Además, señala que “produce efectos negativos a nivel cardiovascular, pues quienes fuman tienen más probabilidades de sufrir infartos. También, a nivel vascular cerebral, aumentando las probabilidades de sufrir un accidente cerebro vascular (ACV); junto a todo lo anterior, origina un detrimento vascular de extremidades inferiores debido a la falta de irrigación porque se tapan las arterias, entre otras consecuencias como la infertilidad en las mujeres y consecuencias en la piel”.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *