¿Cómo funcionan los ascensores en sismos?

Comparte esta Nota.
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Existen cifras del Centro de Sismología Nacional (CSN), que hablan de que en 2018 hubo 275 sismos en nuestro país.

Santiago de Chile, febrero de 2019.- Para nadie es un misterio entender que los sismos son un fenómeno impredecible de la naturaleza. Más frecuentes en regiones montañosas y zonas con alta presencia de fallas geológicas.

Estos eventos, proceso de movimientos en la corteza terrestre, como la fricción de placas tectónicas, procesos volcánicos entre otros, hablan de que a nivel mundial existen territorios mucho más propensos de sufrirlos, cuestión que es de suma importancia para la arquitectura y su posterior planificación a la hora de construir.

Una buena planificación que permita proteger el correcto estado de las construcciones y la vida de las personas en situación de emergencias sísmicas es la tarea de las empresas ligadas a ese quehacer.

Sobre el particular, uno de los miedos mayores de las personas que viven en altura, se relaciona con el uso del ascensor en zonas activas sísmicamente.

En la actualidad, esto se ha revertido con tecnología relevante en la industria del denominado “transporte vertical”. Muchas empresas vienen trabajando en la vanguardia que permite mejorar la seguridad de los usuarios de ascensores en caso de emergencia.

La protección en caso de sismo

Tras la eventualidad de un sismo, existen ascensores que activarán su sistema de protección sísmica, la que cuenta con un detector y monitoreo de emergencias, que permiten entre otras cosas, detectar el movimiento telúrico y activar los mecanismos de seguridad para proteger a los pasajeros en su interior.

Paralelamente, el controlador recibirá la señal eléctrica y el ascensor se detendrá en el nivel más próximo a la dirección del viaje en que se encuentre y quedará estacionado con las puertas abiertas para que los usuarios puedan salir de la cabina.

Para asegurar que se cumpla este protocolo de emergencia, los elevadores cuentan con los siguientes sistemas:

  • Frenos de seguridad de alta calidad (hechos con el mismo material con el que se hacen las boquillas de los motores de los cohetes), herramienta que permite a los elevadores viajar a altas velocidades con paradas seguras en situaciones de emergencia.
  • Dispositivos anti-apertura de puertas en caso de que el elevador se detenga entre pisos, esto con el objetivo de evitar que los usuarios sean expulsados del ascensor durante un temblor.
  • Rieles de alta seguridad y estabilidad que mantienen el equilibrio del ascensor ante movimientos de la infraestructura, evitando el descarrilamiento de la cabina.

Es importante señalar que una de las grandes apuestas de la industria de la movilidad vertical es fomentar la innovación y desarrollar tecnología que esté al servicio de la seguridad en el transporte en elevadores. Así, el objetivo es seguir evolucionando hacia la implementación de mecanismos que ayuden prevenir incidentes y brindar experiencias satisfactorias y seguras a los pasajeros.

Finalmente, hay que resaltar los importantes avances normativos que los países han desarrollado para mejorar la seguridad y establecer parámetros y estándares de calidad. En ese sentido, en Chile existe un amplio desarrollo reglamentario, el cual, entre las diferentes exigencias, pide a edificadores y proveedores de infraestructura cumplir con el “diseño sísmico de componentes y sistemas no estructurales” del que se desprenden otra serie de requerimientos que demandan de un trabajo en equipo de los diferentes actores involucrados en el proceso de construcción.

Deja un comentario