Suzuki vuelve a jugar con el Vitara